Redescubrir Balcarce

Mis recuerdos de Balcarce ya estaban difuminados por el tiempo. Pasaron 11 años desde la primera (y hasta entonces única) vez que visité esta ciudad bonaerense. Recientemente tuve la oportunidad de redescubrir este destino, y me llevé gratas sorpresas.

Redescubrir Balcarce

Balcarce tiene una ubicación estratégica en el sudeste de la provincia: está a una hora de Tandil, a una hora de Mar del Plata, y a una hora de Necochea. La ciudad está rodeada de sierras y creció bastante en comparación con lo que recordaba.

A primera vista, la ciudad es la típica población del interior: una plaza grande y prolija en el centro, rodeada por la Iglesia, la Municipalidad, comercios y algún museo. La Plaza Libertad debo decir, es una de las más lindas plazas urbanas que haya visto.

Balcarce

Lo que diferencia a Balcarce del resto es su legado cultural. Acá todo pareciera girar en torno al ícono mundial del automovilismo: Juan Manuel Fangio.

Es parada obligada visitar el Museo Fangio, frente a la Plaza Libertad, donde se expone la vida y carrera de Fangio desde sus inicios como mecánico hasta sus consecutivas victorias en la Fórmula 1 (que ganó cinco veces).

También se puede ver su casa natal en la ciudad, y hasta visitar la estancia en la que pasaba sus fines de semana. Esta es la Estancia Fangio, que hace pocos años fue convertida en hotel boutique de Esplendor, y que invita a pasar una estadía en medio del campo en uno de los paisajes más lindos de la provincia. Independientemente de si uno está hospedado ahí o no, se puede visitar el restaurante, el spa, y recorrer este lugar que también recuerda a Fangio (aunque no como deportista sino como persona).

Balcarce

Pero Balcarce es más que un tributo a Juan Manuel Fangio. La ciudad tiene un circuito turístico dedicado al arquitecto Salamone y muchas opciones para disfrutar al aire libre.

La Sierra “La Barrosa” (que en una de sus laderas alberga al autódromo de Balcarce) tiene un circuito de trekking que te lleva hasta la cima en 30 minutos y te deleita con vistas panorámicas de toda la ciudad y las sierras a su alrededor.

El Cerro “El Triunfo” es otro de los lugares que se puede visitar. Es un pequeño cerro que quedó encerrado por la ciudad y que fue convertido en parque urbano.

Alejándose un poco de Balcarce por la Ruta Nacional 226, camino a Mar del Plata, también existe una pequeña villa serrana, Villa Laguna Brava, que recién está surgiendo como centro turístico y donde también se puede hacer trekking, mountain bike y camping.

Balcarce
Balcarce

Por último, hay que hablar de la vida nocturna en Balcarce, que no se queda atrás en opciones para comer, tomar, y hasta bailar. Hay restaurantes, bares, y acá también llegó el fenómeno de las cervecerías artesanales. Yo recomiendo “El Galpón”, en la esquina de las calles 32 y René Favaloro. Buenos precios, excelente ambiente, y exquisita comida.

Balcarce crece como destino turístico a un ritmo prometedor y ya no tiene nada que envidiarle a destinos turísticos ya consolidados como Tandil o Sierra de los Padres.

El potencial turístico es grande y, de a poco, va siendo explotado. No importa si el viaje es en pareja, con amigos, en familia, o solo: Balcarce es apto para todo público, todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *